¡Estad quietos!

Todo ser humano ha experimentado tentaciones, pruebas y sufrimientos, ya sea por la muerte de seres queridos, bancarrotas, pérdida de empleo o relaciones rotas.

Y aunque somos cristianos, no somos inmunes a los tiempos de dificultad.

Pero a través de Cristo Jesús tenemos el poder, por medio del Espíritu Santo, de soportarlos. El Salmo 46.10 dice: “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios”.

La expresión “estad quietos” indica que nuestra mejor respuesta a las frustraciones es confiar totalmente en el Señor.

Recuerdo estar en un avión con mi esposa con destino a mi hogar, y no poder dormir durante todo el viaje por la turbulencia. La turbulencia era tan fuerte que en momentos yo pensaba que el avión se iba caer. Durante todo el viaje me la pase preocupado mientras mi esposa dormía tranquila, como si nada estuviera pasando.

Los dos llegamos a nuestro destino, pero mientras yo llegué agotado, mi esposa llegó relajada, descansada y en total paz.

Ese día aprendí que habrán situaciones en mi vida en la cual yo no tendré el control, y lo mejor que puedo hacer es descansar en Jesús y reconocer que Él es Dios.

Todos estamos en este gran avión llamado la vida. De nosotros depende si llegaremos a nuestro destino descansados y total paz, o cansados y preocupado.

En este mundo, los problemas no van a desaparecer en Juan 16.33 nos dice Jesus:

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”.

Pero cuando las tormentas amenacen en el horizonte, abróchese el cinturón y confíe en que Dios le guiará. En Él, y solo en Él, podrá usted mantenerse quieto y tranquilo.


Featured Posts
Posts are coming soon
Stay tuned...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square